Casa de aldea Palacio de Ardaliz
Categoría 3 trisqueles
Cangas del Narcea | Asturias | España | Europa

En el Parque Natural de las Fuentes del Narcea, Degaña e Ibias

y a 25 km de la Estación de Esquí de Leitariegos

Palacio de Ardaliz
Edificado entre los siglos XVI y XVII por la familia Queipo de Llano, el Palacio de Ardaliz ha sido rehabilitado con mimo en el año 2004 para acoger a un máximo de 6 personas en 2 habitaciones dobles y 1 de matrimonio, todas ellas completamente equipadas
Situación
Situado en Ardaliz, casería de la parroquia de Limés que está a tan sólo 4 km de la villa de Cangas del Narcea (capital del concejo asturiano del mismo nombre), este Palacio se encuentra en el centro de una finca de 20 hectáreas que ofrece un espectacular entorno natural
Reconocimientos
La Casa de aldea Palacio de Ardaliz, en Limés, es de máxima categoría: 3 trisqueles y ha recibido en 2007 el Diploma correspondiente al Premio de Excelencia Turística, concedido por la Dirección General de Turismo del Principado de Asturias.
Galería fotográfica
Pulse sobre cada imagen para ver esa galería de fotos a tamaño grande

Por favor, déjenos su valoración:

Visitas virtuales de 360°
Pulse sobre cada botón para ver esa visita virtual a pantalla completa. Se abre en una página nueva.

Visita virtual: Salón  Visita virtual: Salón y cocina  Visita virtual: Habitación azul  Visita virtual: Habitación verde  Visita virtual: Salón con chimenea  Visita virtual: Habitación superior  Visita virtual: Exteriores

Información de interés
Datos prácticos

Casa de aldea Palacio de Ardaliz

Edificado entre los siglos XVI y XVII por la familia Queipo de Llano, el Palacio de Ardaliz ha sido rehabilitado con mimo en el año 2004 para acoger a un máximo de 6 personas en 2 habitaciones dobles y 1 de matrimonio, todas ellas completamente equipadas, con amplios baños y espaciosas zonas comunes, salón-recibidor, la antigua l.lariega convertida en moderna y funcional cocina (con menaje completo a disposición de los clientes), salón con chimenea y terraza-solarium. En la arquitectura e interiorismo destacan los elementos y mobiliario originales, conjugándolos con clásicos del diseño contemporáneo.

Situado en Ardaliz, casería de la parroquia de Limés que está a tan sólo 4 km de la villa de Cangas del Narcea (capital del concejo asturiano del mismo nombre), este Palacio se encuentra en el centro de una finca de 20 hectáreas que ofrece un espectacular entorno natural (amplio jardín, bosques de castaños, extensos pastos, cultivos, frutales y viñedos, además de contar con bolera), sirviendo de base para distintas actividades agropecuarias que el visitante puede disfrutar y compartir.

Existen numerosas rutas para disfrutar de los variados y bellos rincones del municipio que nos muestran la exquisita naturaleza en la que está enmarcado este Palacio, en las proximidades del Parque Natural de las Fuentes del Narcea y de la Reserva Natural Integral de Muniellos, y a tan sólo 20 minutos de las pistas de esquí de Leitariegos.

La Casa de aldea Palacio de Ardaliz ha recibido en 2007 el Diploma correspondiente al Premio de Excelencia Turística, concedido por la Dirección General de Turismo del Principado de Asturias.

Características:

  • Situación: afueras del casco urbano.
  • Idiomas: castellano.
  • Exterior: jardín, terraza-solarium, zona de aparcamiento.
  • Interior: biblioteca, calefacción, chimenea, comedor, lavadora, sala de estar, televisión, televisión en habitación.
  • Servicios: actividades para niños; lavado de ropa; se sirven cenas, se sirven desayunos caseros preparados por la propietaria con productos propios.
  • Alojamiento y desayuno; cena, siempre que el cliente lo solicite con una antelación de 12 horas, elaborándose con carnes del ganado familiar y productos de la propia finca.
  • Tiene bodega propia.

Habitaciones:

  • Habitaciones dobles: 2
  • Habitación matrimonial: 1
  • Cuartos de baño: 3 (uno en cada habitación)

Actividades:

  • Agroturismo: distintas actividades que el cliente puede disfrutar y compartir, entre ellas la elaboración del tradicional vino de la tierra de Cangas a partir de los viñedos con que cuenta la finca.
  • Bolera.
  • Rutas de treking.

Distancias:

  • A 20 minutos de la Estación Invernal de Leitariegos.
  • A 10 minutos del Parque Natural de las Fuentes del Narcea.
  • A 25 minutos de la Reserva Natural Integral de Muniellos (declarada Reserva de la Biosfera por la Unesco).

Cómo llegar:

  • En la villa de Cangas de Narcea se coge la carretera AS-213 hasta el pueblo de Limés, donde se encuentran los indicadores para llegar al Palacio de Ardaliz.

Historia de Cangas del Narcea

La ocupación humana de las tierras canguesas comienza en la prehistoria, como así lo demuestran los túmulos funerarios identificados en el territorio y las hachas de la Edad del Bronce localizadas en Muniellos, Moncó, Cangas, Larón o Cibea. En época prerromana el concejo está poblado por la tribu astur de los Pésicos, de la que se han identificado una treintena de asentamientos fortificados, muchos de los cuales fueron más tarde romanizados y ligando su existencia a la extracción de oro llevada a cabo por los romanos. Son conocidas las explotaciones de Las Montañas, Besullo, Faidiel, valle del Narcea y valle del Naviego.

En el inicio de la Reconquista se sitúan en Cangas del Narcea algunas batallas, como la de Lutos en Llamas del Mouro, o en «San Cloyo» (Leitariegos). Pero sin duda es la fundación del monasterio de Corias por los condes Piñolo y Aldonza el hecho más sobresaliente en la Edad Media, dada la importancia que adquirió este señorío monástico en todo el occidente asturiano y norte de la Meseta castellana. Este territorio cangués se enclavaba en las «Asturias occidentales o de Tineo», aquella zona que tenía sus limites entre «Cabruñana y Leitariegos y las aguas del Navia» (año 1010).

En 1255 el rey Alfonso X concedió la carta puebla a la villa de «Cangas de Sierra». Ésta se tiene por la primera de las «cartas de población» otorgadas por el Rey Sabio en Asturias; nos ha llegado parcialmente descrita por el Padre Carvallo (s. XVII):

«... y la Villa de Cangas tiene vna carta real, confirmada por el Rey Don Enrique el Tercero, por la qual el Rey Don Alfonso el Sabio haze merced a los pobladores de las su Villa de Cangas de Sierra (que assí la llama) de todas las heredades que en aquel concejo tenía de su Realengo, con que le han de pagar por todas ellas cada año mil maravedís de Leoneses, u ocho soldos, y vn ajantar, e el su Ricohome que por él tuviere la tierra, e al su Merino Mayor, quando y fueren, y con esto les da vna copiosa carta de amparo, para que sean pobladores...».

La referida concesión regia supondría el inicio de una nueva etapa para el territorio suroccidental que atravesaría un periodo convulso de rivalidades entre los principales señores que terminan con la renuncia de Diego F. de Quiñones, primer conde de Luna, a las «cuatro sacadas» (Cangas, Tineo, Llanes y Ribadesella), volviendo éstas a poder real; por entonces el Coto de Leitariegos (Leitariegos, Brañas de Arriba y Abajo, Trascastro y Cabuezos) ya disfrutaba de los privilegios y franquicias concedidas por Alfonso XI (año 1326) a sus pobladores, en reconocimiento a las constantes atenciones de éstos hacia aquellos que transitaban por tan montañosos territorios.

La progresiva decadencia de los señoríos provoca el aumento de las rentas a los campesinos, causando evidentes tensiones entre los renteros y la nobleza local como los Omaña, Peñalba, o Queipo de Llano, que paulatinamente trataban de recuperar los derechos señoriales, asistiéndose a un momento constructivo relevante.

A la economía de subsistencia desarrollada hasta el siglo XVIII, las ideas ilustradas de Joaquín J. Queipo de Llano, quinto conde de Toreno, comienzan a plantear los primeros proyectos de explotación industrial de los recursos del concejo, presentando estudios de yacimientos y canteras y proponiendo la construcción de vías de comunicación. Sería la explotación de la madera de Muniellos y otros bosques con destino a los astilleros de El Ferrol (ciudad gallega de la provincia de La Coruña) el inicio de la actividad extractiva de los recursos del concejo. Tal actividad no generó cambios sustanciales en la vida de los campesinos, ni tampoco influyó para que fructificasen iniciativas que pretendían una industrialización del concejo, lo que provoca una fuerte corriente migratoria hacia Madrid y en menor medida hacia América.

La invasión napoleónica motiva la creación de un regimiento propio que luchó en las principales batallas de la guerra de Independencia, destacando también los guerrilleros cangueses Pedro del Tronco y José Flórez Sierra. Por otra parte fue José María Queipo de Llano, conde de Toreno, quien fue enviado como embajador de Asturias a Inglaterra cuando el alzamiento provincial de 1808 contra los franceses.

Durante la segunda mitad del siglo XIX Cangas fue cabeza de distrito electoral, alternándose en el poder liberales como José Francisco Uría y Riego y conservadores como los condes de Toreno.

La vida política de inicios del siglo XX favorece la aparición de la agrupación obrera Nueva Vida, vinculada a la Unión General de Trabajadores (U.G.T.), sucediéndose en la época republicana corporaciones municipales de signo conservador y socialista hasta el comienzo de la Guerra Civil española (1936-1939).

Sería a partir de los años cincuenta y sobre todo en las décadas del sesenta y setenta cuando la minería del carbón irrumpe con enorme pujanza en Cangas del Narcea, permitiendo un rápido desarrollo económico.

Fuente: Ayuntamiento de Cangas del Narcea.

Parque Natural de las Fuentes del Narcea, Degaña e Ibias

Bajo esta figura de protección se encuentra incluida en el Plan de Ordenación de los Recursos Naturales de Asturias una extensa zona que abarca las cabeceras de los ríos Narcea e Ibias, y comprende una gran parte del concejo cangués, en su mitad sur. Lo integran unos 555 kilómetros cuadrados e incluye en su seno la histórica Reserva de Muniellos y la del Cueto de Arbas. Al Este lleva sus límites hasta el Parque Natural de Somiedo. Inmerso en el corazón de la Cordillera Cantábrica, el Parque pretende prestar protección a una amplia zona de bellos paisajes naturales, entre los que están las sierras de Degaña, Rañadoiro, Oballo, Cazamosa, Caniellas, Soldepuesto y Genestoso, y donde destaca el impresionante hayedo de Monasterio de Hermo, así como los valles de los ríos Coto, Naviego y Cibea.

Localización: Ubicado en el sector suroccidental de Asturias, abarca la cuenca alta de los ríos Ibias y Narcea.

Descripción: Esta zona accidental de la Cordillera contiene algunos de los valores más representativos del patrimonio natural asturiano.

El hayedo de Hermo es uno de los mejores ejemplos de este tipo de formaciones en la región y el bosque de Muniellos se considera el robledal con mayor grado de naturalidad en Asturias y en la Cornisa Cantábrica.

Por otro lado, el continente faunístico reúne las especies de vertebrados terrestres más valiosas y amenazadas (oso, lobo, urogallo, nutria, rebeco).

Flora: Hayedos y robledales constituyen los principales recursos naturales forestales. Los abedulares aparecen aquí muy bien representados. Junto a las extensas formaciones arboladas aparecen las no menos amplias zonas degradadas y deforestadas, que actualmente se hallan cubiertas por matorrales de distintos tipos.

Los fondos de valle y en ocasiones las áreas de media ladera, incluso con pendientes acusadas, están ocupados por prados de siega.

La vegetación de alta montaña está constituida por los matorrales de enebros, bercinas y arándanos.

Otras formaciones vegetales de gran interés y relativamente abundantes son las tuberas de esfagnos y los complejos de vegetación de charcas y lagunas.

Fauna: El oso pardo cantábrico es el elemento faunístico más representativo. La población del lobo también es destacable.

También se pueden ver ejemplares de nutria, corzos, rebecos y urogallos.

Reptiles y anfibios están ampliamente representados, destacando los asociados a zonas húmedas del tipo turbera o charcas de montaña, hábitats relativamente extendidos.

Vértice geodésico de Orrua

¿Qué es un vértice geodésico?: Los Vértices Geodésicos son una señal permanente que se materializa sobre el terreno y que forma parte de una red de triángulos cuyas coordenadas se han calculado con la mayor exactitud y precisión posible. Dicha red de triángulos da la vuelta al mundo y con el mismo sistema de coordenadas. La de primer orden está formada por triángulos de lados de unos 40 kilómetros. En la de segundo orden, apoyada en la de primer orden, los lados de los triángulos varían entre los 15 y los 20 kilómetros. La red de tercer orden tiene lados de 4 a 5 kilómetros. La de primer orden es la de más precisión. Todos los vértices de las redes más grandes son a su vez vértices de las más pequeñas.

Utilización turística: Es el lugar ideal para obtener maravillosas fotografías al estar comunicados (visualmente) entre sí. Es aconsejable llevar equipos fotográficos con teleobjetivo o zoom.

Situación: Situado en lo más alto de la Sierra de Valledor, en el monte conocido por Orrua, entre los términos municipales de Cangas del Narcea y Pola de Allande.

Acceso: Desde el pueblo de Besullo se toma una carretera sin asfaltar que llega hasta el pueblo de Pumar de las Montañas. Desde este punto se toma una pista que va a lo largo del río, hasta que sale la primera pista hacia la derecha, que se toma. A los 5.000 m. esta pista se bifurca, tomando la de la derecha. A los 6.000 m. se llega a lo más alto (y sale un cortafuegos hacia la derecha). Desde aquí, siguiendo la pista que va por el cortafuegos, en 4 Km. se llega hasta el vértice. El camino es apto para vehículo T.T.

Altitud sobre el nivel medio del mar: (base pilar) 1369,30 m.

Descripción física:

Fecha de construcción: 09/09/1983

Centrado forzado: No

Número de cuerpos: 1

Altura pilar: 1,20 m.

Diámetro pilar: 0,30 m.

Altura último cuerpo: 1,00 m.

Ancho último cuerpo: 1,00 m.

Altura total de los cuerpos: 1,00 m.

Horizonte GPS: Despejado

Fuente: Instituto Geográfico Nacional. España.

Escultura «Alejandro Casona» en Cangas del Narcea

  • Ubicación: parque de La Reguerala, en el centro de la villa de Cangas del Narcea, capital del concejo o municipio asturiano del mismo nombre que dista 100 km de la ciudad de Oviedo (capital de Asturias).
  • Fecha de inauguración oficial: martes 21 de septiembre de 2010.
  • Autor: Orio dal Porto, artista argentino.

La obra

Se trata del busto de un ilustre hijo del concejo cangués, el dramaturgo, maestro y pedagogo Alejandro Casona. Igual a la ubicada en la recepción del colegio público que en la villa de Cangas lleva su nombre, ambas son una réplica de la que le homenajea desde 2001 en el parque del Rosedal, conocido como de los Poetas, en Buenos Aires (capital de Argentina). Antes de su ubicación actual, se hallaba medio escondido en la biblioteca municipal.

Su coste, más de 7.000 euros, fue sufragado por el Ayuntamiento local, el Centro de Asturias y el Centro de Cangas del Narcea de Buenos Aires.

El personaje

Alejandro Casona es el seudónimo del dramaturgo asturiano Alejandro Rodríguez Álvarez, nacido en Besullo (concejo de Cangas del Narcea) el 23 de marzo de 1903 en el seno de la familia formada por los maestros nacionales Gabino Rodríguez y Faustina Álvarez.

De La Casona, que acogía por entonces las escuelas del pueblo, toma el seudónimo con el que se dio a conocer y que luego utilizó como apellido.

Debido a la profesión de sus padres, hubo de cambiar constantemente de lugar de residencia. Inició el bachillerato en el Instituto Jovellanos de Gijón y lo terminó en Murcia en 1919. Impulsado por una profunda vocación pedagógica, se hace maestro nacional y luego realiza estudios de Filosofía y Letras, dando por entonces sus primeros pasos como escritor; más tarde, completa sus estudios en la Escuela Superior de Magisterio. El desempeño de su profesión le obliga a residir en varios lugares del territorio español. Al ser nombrado, en 1928, inspector de primera enseñanza en el valle pirenaico de Arán, es cuando inicia realmente su carrera literaria; así, traduce una obra de Strindberg y escribe tres comedias: «Otra vez el diablo», «El crimen de Lord Arturo» y «La sirena varada». En 1930 publica «La flauta del sapo», un libro de poemas. En 1931 le encomiendan la dirección del «Teatro del Pueblo» de las Misiones Pedagógicas, para el que escribió algunas de sus primeras piezas («Sancho Panza en la Ínsula», «Entremés del moro que casó con mujer brava»...). En 1933 logra el Premio Nacional de Literatura por el libro «Flor de Leyendas», una selección de grandes páginas de la Literatura. Con «La sirena varada» obtiene, en 1934, otro galardón: el Lope de Vega.

Ante la sublevación del 18 de julio de 1936 (inicio de la Guerra Civil española), Casona, comprometido con la República, se exilia a América, donde consigue estrenar con éxito varias de sus obras: «Prohibido suicidarse en primavera», «El crimen de Lord Arturo», «Las tres perfectas casadas», «La dama del alba», «La molinera de Arcos», «Los árboles mueren de pie», «La casa de los siete balcones», etc.

En 1962 retorna a España, donde se repuso o se estrenó la mayor parte de su obra. Ya en su país, escribió y logró representar muy exitosamente «El caballero de las espuelas de oro», obra basada en la biografía de Quevedo.

Fue también colaborador de varias publicaciones y traductor.

El 17 de setiembre de 1965 falleció en Madrid.

José Luis Campal, filólogo, miembro del Real Instituto de Estudios Asturianos (RIDEA) y comisario de la exposición bibliográfica conmemorativa del I Centenario de Alejandro Casona, en un interesante artículo suyo titulado «Casona, un dramaturgo de ensueño» (diario La Nueva España, Oviedo, 10 de julio de 2003, pág. 68), dice de él que fue «un dramaturgo de renombre internacional que paseó, con el beneplácito de crítica y público, un plantel de creaciones que lo refrendaron como el más exitoso de cuantos dramaturgos dio Asturias en el siglo XX». Y a continuación añade: «Alejandro Casona se hizo un hueco nada despreciable entre los más notables cultivadores españoles de un teatro poético no exento de apostillas pedagógicas o aleccionadoras. Es un autor que representa un modo de entender el hecho dramatúrgico quizás hoy en día sobrepasado, pero que continúa marcando las pautas de lo que debe ser la obra dramática perfectamente sustentada en una argamasa sólida y duradera, y con un profundo respeto por el espectador; un autor que, además, concibe sus piezas como vehículos expresivos de un mundo de ideas personales pero transferibles [...] Su mejor teatro está marcado por una fusión no subrayada de dos planos que para el dramaturgo son indisociables, el mundo de la ensoñación y el de la realidad, dos ámbitos que, fundidos, le sirven para explicar el mundo en que vive [...]. Las obras de Casona se distinguen por no buscar una renovación radical de la escena española y sí por dotar de calidad literaria y escénica a lo que se ofrecía en los teatros, donde imperaba el descuido formal». «Con todo –afirma Campal–, la dimensión de Alejandro Casona escapa el encasillamiento en la exclusiva dedicación a la escritura de textos dramáticos. Porque Casona no es sólo el afamado autor de más de una veintena de piezas que tuvieron una resonante carrera ("La sirena varada", "Nuestra Natacha", "Prohibido suicidarse en primavera", "La dama del alba", "Los árboles mueren de pie", "La barca sin pescador" o "La casa de los siete balcones"). Es también el adaptador de teatro extranjero; el revisador de clásicos del teatro universal como Shakespeare, Tirso de Molina, Fernando de Rojas o Lope de Vega. En Casona hallamos igualmente el Casona poeta, el prologuista, el traductor, el cuentista, el ensayista, el pedagogo, el autor de un libreto operístico, el guionista de cine, el colaborador de prensa, el charlista radiofónico. En Casona, en fin, encontramos al hombre comprometido en llevar la instrucción y el progreso a los más desfavorecidos a través del "Teatro del Pueblo" de las Misiones Pedagógicas de la II República, que él dirigió y con el que recorrió la meseta castellana en los primeros años 30. Casona, pues, es poliédrico pero armónico, porque todo este cúmulo de inquietudes supo sintetizarlas en su faceta teatral».

Fuente: EuroWeb Media, SL

Iglesia de Santa María de Carceda

Esta iglesia ya aparece documentada en una permuta realizada por el conde Piniolo, en fecha anterior a la fundación del monasterio de Corias, y formó parte de la amplia dotación fundacional que éste hizo al cenobio (1044). La iglesia actual es un buen ejemplo del románico rural cangués, y su construcción podría datarse en el s. XIII, a tenor de la forma del arco de triunfo, que es doble, y de la bóveda del presbiterio, con arcos apuntados.

En esta bóveda se conserva un interesante conjunto de pinturas murales del s. XVI, que representan una Santísima Trinidad: el Padre, el Hijo como Cristo crucificado y el Espíritu Santo en forma de paloma. A los lados los símbolos tetramorfos de los evangelistas. El retablo mayor es barroco y contiene una Virgen con Niño románica (s. XII). Posee también un retablo rococó en un lateral dedicado a San Miguel, y un calvario con un Cristo crucificado manierista gótico, de fines del XIII-principios del XIV. En el exterior se conservan los canecillos en el alero del ábside.

Fuente: Ayuntamiento de Cangas del Narcea - Principado de Asturias.

Ruta Alto de Santana - Santarbás - La Viña

Duración: 2 horas

Distancia: 20 kilómetros

Dificultad: Media

Itinerario: Cangas del Narcea - Santana - Santarbás - Peñas de Padrún - Brañas de La Viña - La Viña - Cangas del Narcea.

Comienza la travesía en el alto de Santana (700 metros), km 6 de la carretera de Cangas del Narcea a Besullo.

Por detrás del bar situado en este alto, tomamos un camino que en fuerte ascenso nos lleva hasta la ermita de Santa Isabel (860 metros), donde se suaviza, y, ya cresteando, bordeamos un pastizal por su lado derecho, hasta una antena de Telefónica (960 metros). A continuación descendemos hasta Santarbás (900 metros), lugar donde cruzamos la carretera de Cangas del Narcea a Trones y San Pedro de las Montañas. Hay en este punto un bar, donde se puede hacer una parada. El tiempo invertido en el primer tramo es de una hora.

Una vez cruzada la carretera ascendemos por un camino bien marcado con vistas al valle del Narcea a nuestra izquierda y el pueblo de Trones a la derecha, hasta una bifurcación en la que podemos optar por seguir cresteando y ascender al pico Latrene (1.041 metros) o tomar el ramal de la derecha, más llano y que nos facilita el paso por una fuente.

Rebasado este punto, llegamos al Campo de San Chuis, en la parte inferior de un pastizal, y donde nos cruzamos con el camino de Abanceña a la ermita de Bordondio y Trones. Bordeamos el pastizal por la derecha, en suave ascenso, para girar después hacia la izquierda y al poco tiempo, ya bajando, llegamos al campo de Los Gallegos, encima del pueblo de Abanceña, donde hay dos brañas. Estamos en la base de las Peñas Padrún, de 1.120 metros, hacia cuya cima nos dirigimos.

Desde esta cumbre disfrutamos de una bella panorámica del valle del río Arganza y de los pueblos de Irrondo y Cerecedo de Besullo. Tiempo empleado desde Santarbás es de unas dos horas.

Desde aquí seguiremos cresteando hasta la Peña La Portiella (1.164 metros) primero por un camino, y después por alguno de los múltiples senderos del ganado, hasta llegar al collado de Fonte'l Oro (1.120 metros), donde nos incorporamos al camino que por nuestra izquierda viene de Escrita. Se pueden contemplar a nuestra derecha los restos de las minas de oro romanas de San Félix de las Montañas. Descendemos por este camino hasta el collado de El Cuetu (1.080 metros), en la base del pico Cogollo, de 1.420 metros. Este collado es paso entre los valles de Las Montañas y el Coto. Hacia este último nos dirigimos girando a nuestra izquierda, en descenso, hasta llegar a la brañas de La Viña (1.000 metros), hora y cuarto después, desde las Peñas Padrún.

Es éste uno de los rincones más bellos y ricos en arquitectura popular del concejo de Cangas del Narcea. Sus brañas, con paredes de perfiles redondeados y hórreos de pequeño tamaño, todos con el tradicional tejado de losa, trasladan al caminante a revivir tiempos pasados.

Desde aquí descenderemos por el camino hacia el pueblo de La Viña (620 metros), prácticamente junto a la carretera de Regla de Perandones a Ibias, por el Pozo de las Mujeres Muertas (km 10,5), junto a la iglesia parroquial de Vegalagar. La bajada nos llevará unos 45 minutos.

Parque Natural de las Fuentes del Narcea, Degaña e Ibias

Bajo esta figura de protección se encuentra incluida en el Plan de Ordenación de los Recursos Naturales de Asturias una extensa zona que abarca las cabeceras de los ríos Narcea e Ibias, y comprende una gran parte del concejo cangués, en su mitad sur. Lo integran unos 555 kilómetros cuadrados e incluye en su seno la histórica Reserva de Muniellos y la del Cueto de Arbas. Al Este lleva sus límites hasta el Parque Natural de Somiedo. Inmerso en el corazón de la Cordillera Cantábrica, el Parque pretende prestar protección a una amplia zona de bellos paisajes naturales, entre los que están las sierras de Degaña, Rañadoiro, Oballo, Cazamosa, Caniellas, Soldepuesto y Genestoso, y donde destaca el impresionante hayedo de Monasterio de Hermo, así como los valles de los ríos Coto, Naviego y Cibea.

Parque Natural de las Fuentes del Narcea, Degaña e Ibias
Parque Natural de las Fuentes del Narcea, Degaña e Ibias
GR 203. Por donde Camina el Oso
GR 203. Por donde Camina el Oso

GR 203. Por donde Camina el Oso

El hombre ha aprovechado buena parte de todos éstos entornos para el uso ganadero, lo que explica las típicas construcciones como Braña La Siecha. También el aprovechamiento apícola fue muy importante, de ahí que veamos encaramado en el monte el «cortín», cuya finalidad era proteger las colmenas del oso.

Cosmen Adelaida, José

Este gran empresario, presidente del poderoso Grupo ALSA, nace en Cangas del Narcea (Asturias) el día 10 de octubre de 1928, vive en Oviedo y tiene casa en Gijón (Castiello), donde veranea.

José Francisco Cosmen Adelaida, que pasa su infancia a caballo entre Cangas y Leitariegos, cursa el Bachillerato en el internado de los Jesuitas de Vigo y la carrera de Perito Industrial en Gijón.

José Cosmen Adelaida
José Cosmen Adelaida
Circuito de karting de Cibuyo
Circuito de karting de Cibuyo

Circuito de karting de Cibuyo

Se encuentra situado en Soto de Cibuyo (Cangas del Narcea, Asturias).

Tiene una pista con una longitud de 950 metros con dos grandes rectas más otra que, aunque tiene curvas, se pasa a fondo. Con los karts de alquiler dar una vuelta en la pista lleva un tiempo de entre los 45 a los 60 segundos y se consiguen promedios en torno a los 70 km/h (dependiendo de las «manos» que tenga cada uno).

Galería de vídeos
Sobre Asturias

PR AS-110. Ruta Cabril

Comienza el itinerario en el pueblo de Genestoso, conocido por la tradicional producción artesanal de un queso de cabra y vaca, de fuerte sabor y fabricado en moldes de esparto.

La llegada a Genestoso se realiza desde la villa de Cangas por la carretera del puerto de L.leitariegos, debiendo tomarse a la altura de las Mestas el desvío a Cibea.

PR AS-110. Ruta Cabril
PR AS-110. Ruta Cabril
Gastronomía típica del Concejo de Cangas del Narcea
Gastronomía típica del Concejo de Cangas del Narcea

Gastronomía típica del Concejo de Cangas del Narcea

La contrastada calidad de la cabaña ganadera, merced a los ricos pastos de este suelo, hacen que la carne roxa posea un sabor inigualable. La riqueza cinegética del concejo tiene variada representación en la mesa, sobre todo el jabalí con patatinas, receta típica canguesa. También el corzo o la perdiz. De contrastada calidad resultan los embutidos artesanales de la zona: las andochas, los choscos y los butiel.los. En el antroiru (carnaval) es tradicional la caramiel.la (cabeza del cerdo).

Faro de Luarca

En el lugar donde se asienta el faro, denominado la Atalaya, existió un antiguo fuerte defensivo entre los siglos XVI y XVIII que tenía a su cargo la defensa de la villa, muy codiciada por franceses e ingleses. Es precisamente al pié de la Atalaya donde surgen los primeros núcleos de pescadores de Luarca en el barrio del Cambaral y en las estribaciones de La Carril.

Faro de Luarca
Faro de Luarca
Conjunto Histórico de Oviedo
Conjunto Histórico de Oviedo

Conjunto Histórico de Oviedo

La historia milenaria de la ciudad de Oviedo está ligada a su papel de capital de Asturias: primero del reino, y después del Principado, más tarde de la provincia y, finalmente, de la Autonomía.

Poco podían sospechar los monjes Máximo y Fromestano, fundadores de la ciudad en el año 761, que su elección de una colina en el centro de Asturias superaría los mil doscientos años de vida urbana, comercial, eclesiástica y militar. Aquel primer establecimiento se completaría pronto con una pequeña iglesia bajo la advocación de San Vicente.

Mapa de situación
Ubicación exacta

Arrastre el icono (muñeco amarillo debajo del los signos + –) encima del mapa y sitúelo sobre la carretera que le interese para navegar a través de Street View. Puede, en la esquina superior derecha, activar la pantalla completa, en la esquina superior izquierda una flecha le devuelve al mapa.

Visitas virtuales
Street View: Ayuntamiento de Cangas del Narcea (Asturias)
El tiempo para este municipio
Información sobre la predicción por horas

La "Predicción por horas" presenta la información de hora en hora hasta 48 horas después de la hora nominal de actualización de los modelos numéricos (00, 06, 12 y 18 UTC). Se generan de forma automática mediante el tratamiento estadístico de los resultados de modelos numéricos de predicción, lo que puede dar lugar a diferencias con otras predicciones realizadas por la Agencia, que son elaboradas por predictores que interpretan y adecuan los resultados de los modelos. La selección se hace por municipios y la información que se presenta son predicciones para la capital del municipio, dado que algunos términos municipales tienen una amplia extensión geográfica, así como diferencias de altura sensibles, algunos de los datos previstos pueden variar de un lugar a otro del mismo.

Turismo activo
Otras opciones de Turismo activo en Asturias

Todas las empresas deben cumplir determinados requisitos así como estar en posesión de un seguro de responsabilidad civil y de asistencia o accidentes.

  • Actividades culturales
  • Bibliotecas municipales
  • Cuevas
  • Juegos populares
  • Piscina municipal
  • Rutas gastronómicas
  • Visitas a sitios pintorescos
  • Zona de baño
  • Zonas monumentales e históricas
  • Boley playa
  • Caza
  • Ciclismo
  • Equitación
  • Esquí
  • Golf
  • Paseo a caballo
  • Rutas en bicicleta
  • Tenis
  • Ala delta
  • Paracaidismo
  • Ultraligero
  • Viajes en globo
  • Vuelo con motor
  • Vuelo sin motor
  • Avistamiento de aves
  • Avistamiento de cetáceos
  • Paseos en bicicleta
  • Recolección plantas
  • Rutas a pie
  • Sendas costeras
  • Senderismo
  • Senderismo guiado o libre
  • Turismo ornitológico
  • Zona de bellos paisajes
  • Buceo
  • Canoa
  • Kayak
  • Kite surf
  • Motos de agua
  • Navegación
  • Paseo en barco
  • Pesca
  • Piragüismo
  • Remo
  • Surf
  • Vela
  • Veleros
  • Windsurf
  • Actividades de montaña
  • Barranquismo
  • Bicicleta de montaña
  • Buggies
  • Coasteering
  • Descenso de cañones
  • Descensos en canoa
  • Escalada
  • Espeleología
  • Montañismo
  • Motos
  • Multiaventura
  • Paintball
  • Puenting
  • Quads
  • Rafting
  • Rappel
  • Raquetas de nieve
  • Rutas 4×4
  • Rutas a caballo
  • Treking

Conjunto Histórico de Cangas del Narcea

La capital canguesa, la antigua Cangas de Sierra a quien Alfonso X el Sabio concedió la carta puebla en 1255 –la primera de las «cartas de población» otorgadas por dicho monarca en Asturias– está metida en una estrecha garganta que forman las montañas y recostada en la falda del monte La Cogolla.

En ella podemos empaparnos de lo antiguo y lo actual. Su conjunto histórico fue declarado Bien de Interés Cultural (BIC) por el Consejo de Gobierno autonómico mediante el Decreto 78/2006, de 29 de junio (publicado en Boletín Oficial del Principado de Asturias, BOPA, de 7 de julio de 2006).